Proteina PLEKHA7

En esencia, lo que han descubierto en la Clínica Mayo es una combinación de proteínas que detienen el crecimiento de tumores reprogramándolos a nivel celular. El doctor Panos Anastasiadis, uno de los descubridores de la técnica, explica a The Telegraph: Con esta proteína deberíamos ser capaces de “reparar los frenos” y restaurar el funcionamiento normal de la célula. Los experimentos iniciales sobre algunos tipos de cancer muy agresivos son prometedores.

Los investigadores han utilizado una proteína llamada PLEKHA7 sobre células cancerosas responsables de tumores mamarios y de próstata. La proteína afecta al funcionamiento de las cadenas de microARN responsables de regular los procesos de división celular. El resultado es que las células cancerosas revierten a su estado normal

Resulta difícil no dejarse llevar por el entusiasmo cuando la ciencia da con una nueva respuesta que quizá pueda acabar con el cáncer. Sin embargo, todavía es pronto, muy pronto, para hablar de una cura universal contra esta odiada enfermedad. Por el momento, el avance solo se ha probado en células aisladas en laboratorio, no en seres humanos.

El principal problema es lograr un método que permita distribuir la dosis correcta de proteína en todas las células afectadas, porque inyectar una por una sencillamente no es viable. Por otra parte, hasta los propios autores del estudio se muestran escépticos hacia la idea de que un único compuesto pueda ser la clave que acabe con todos los tipos de cáncer. Cada vez hay más esperanza, pero es preciso seguir trabajando en ello.

By: es.gizmodo.com