El Sarcofago de la Cantora de Amon

El féretro de madera y yeso hallado en Luxor contiene la momia intacta de una sacerdotisa de Amón-Ra. Proyecto Visir Amenhotep Huy. Proyecto español en Luxor La magia de abrir un sarcófago. Y llegó el día mágico. El sarcófago de la cantora de Amón, hallado a principios de mes por una misión arqueológica española en Luxor, desveló por fin el misterio de su interior: la momia que ha permanecido a salvo de cazatesoros durante más de tres milenios. 

“Hubo un silencio religioso en el momento de la apertura. Fue muy delicado porque nuestros expertos en restauración tenían que abrir la tapa sin dañarla. Lleva unas espigas trabadas que, si las fuerzas, pueden romper una pieza de más de 3.000 años de antigüedad”, narra a EL MUNDO Francisco Martín Valentín, codirector de la expedición que excava la tumba del visir Amenhotep Huy en la árida necrópolis de Asasif, en el sur de Egipto.

“Todos los que estábamos allí comprendimos que era una continuidad entre el momento en el que esa mujer fue depositada dentro del sarcófago para toda la eternidad y el instante en el que otros humanos levantaron esa tapa, no para perturbar su descanso sino con el afán de comprenderla”, afirma el egiptólogo. La cantora-sacerdotisa fue localizada en el patio que precede a la capilla del gobernador de Amenhotep III (1387-1348 a.C.).

El ataúd -fabricado en madera y yeso- mide 181 centímetros de largo, 50 de ancho y 48 de alto y, según los expertos, data de las dinastías XX o XXI. Un tiempo de cambios -situado entre el 1000 y el 900 a.C., durante el Tercer Periodo Intermedio (1070-650 a. C.)- del que la momia, que conserva el papiro con el que fue enterrada, puede proporcionar valiosa información. “Es un momento de crisis enorme en el Imperio Nuevo y, de repente, el clero de Amón comienza a tener muchísimo poder en Tebas”, concluye Martín Valentín.

By: elmundo.es