El Rover

Europa, el satélite de Júpiter, es junto a Marte uno de los grandes objetivos de futuras misiones espaciales. La NASA ha probado ahora por primera vez un robot que podría ser el precursor del que se envíe en unos años a Europa. El rover tiene una curiosa habilidad: caminar de forma autónoma por el hielo, pero bajo el agua, sumergido. 

Es la primera primera vez que la NASA prueba un robot submarino de estas características: sin cables, autónomo y capaz de caminar por la parte interior sumergida del hielo. Lo han probado en Alaska y el experimento ha sido un éxito.  Un rover parecido a este podría ser el que se envíe en un futuro a Europa.

Bajo la superficie helada de este satélite, se cree que existe un gigantesco océano líquido y cálido, gracias al calor generado por las mareas gravitacionales del planeta. Si existe vida en algún otro punto de nuestro Sistema Solar, Europa es el lugar con más probabilidades de albergarla. Algún día lo sabremos.

By: es.gizmodo.com