Detector de Metano

Foto: ESA.   Un equipo internacional de científicos ha creado una herramienta para buscar metano en planetas alienígenas. Esta molécula orgánica, considerada uno de los pilares de la vida, podría ser clave para encontrar organismos fuera de la Tierra.

Usando supercomputadoras, el grupo de expertos ha desarrollado un nuevo espectro de absorción de metano que es 2.000 veces más amplio que los modelos anteriores y puede detectar la molécula a temperaturas de hasta 1.229ºC, más alto que nunca.   “Probablemente hemos estado esperando llegar a realizar este trabajo durante 10 o 20 años”, han apuntado los autores del trabajo.

Las diferentes moléculas absorben luz en diferentes formas reveladoras. Cuando los astrónomos observan cómo las atmósferas de exoplanetas absorben luz de las estrellas, lo pueden comparar con un espectro e identificar las moléculas con las que están hechos esos mundos alienígenas.

Pero espectros de metano previos dejaron en el aire una serie de líneas de absorción, especialmente para altas temperaturas, ya que nadie había llevado a cabo la tarea de calcular cómo las moléculas absorben luz en altos estados de energía.

Los nuevos cálculos, encabezados por Sergei Yurchenko, investigador en física y astronomía en la Universidad College de Londres, dieron como resultado una lista de casi 10 millones de líneas espectroscópicas, cada una representando un color distinto, en las que el metano puede absorber luz. 

Para completar la tarea, utilizaron algunas de las más avanzadas supercomputadoras del Reino Unido, proporcionados por la Universidad de Cambridge. “Tuvimos que utilizar una gran cantidad de equipo de energía. Se requiere de millones y millones de horas de CPU –unidad central de proceso–“, ha indicado el autor del estudio, publicado en ‘Actas de la Academia Nacional de Ciencias’.

El equipo cree que su modelo podría dar a los científicos una idea más completa de la abundancia de metano en estrellas fallidas, conocidas como enanas marrones, además de en mundos alienígenas.

Por ejemplo, Yurchenko y sus colegas encontraron que la llamada ‘Júpiter caliente HD 189733b’ –un exoplaneta bien estudiado, de color azul a 63 años luz de la Tierra– podría tener 20 veces más metano de lo que se creía. Pero el metano es uno de los componentes de la atmósfera infernal de este planeta extraño, por lo que el hallazgo no cambia necesariamente el panorama actual de HD 189733b, donde las temperaturas suben hasta los 930ºC durante el día y la lluvia viene en el forma de vidrio fundido. 

Mientras que el metano puede ser producido por fuentes geológicas, el compuesto orgánico también podría ser una señal de actividad biológica. Eso significa que encontrar metano en la atmósfera de un planeta podría ser un signo potencial de la vida.

Yurchenko ha explicado que, probablemente, se necesitan mejores métodos de detección antes de que puedan analizar la atmósfera de planetas alienígenas en la zona habitable, donde posiblemente podría existir agua y la vida. “Pero si nos enteramos de algo ahora acerca de estos objetos calientes que podamos observar, entonces podríamos tener una mejor idea de los objetos que aún están por venir”, ha añadido.

El científico ha señalado que espera con interés el lanzamiento de las misiones futuras, como el Observatorio de Caracterización de Exoplanetas de la Agencia Espacial Europea (ESA) o el Telescopio Espacial James Webb de la NASA, lo que podría producir mejores datos acerca de una mayor variedad de mundos alienígenas.

Yurchenko ha concluido destacando que se podría hacer más investigación para ampliar el modelo o para incluir líneas de absorción de metano a temperaturas aún más altas. Su equipo también está trabajando en la ampliación de la gama espectral de los astrónomos.

By: europapress.es