Controladores e Interfaces en Sillas de Ruedas

Foto: Archivo particular. Este invento se suma a la serie de aparatos desarrollados por la UPB y la Facultad de Ingeniería Electrónica. Un docente y dos ingenieros electrónicos egresados de la Universidad Pontificia Bolivariana de Bucaramanga (UPB) han unido esfuerzos para mejorar un software que permite el movimiento de una silla de ruedas a través del pensamiento de la persona que quiera desplazarse en la misma.

Este novedoso programa fue desarrollado por los profesionales Andrés Sarmiento y Julián Villamizar, como proyecto de grado. La supervisión del trabajo la hizo Fabio Guzmán, docente de la Facultad de Ingeniería Electrónica de dicha institución.

Hace 15 años Guzmán comenzó a experimentar con sillas de ruedas, y desde entonces ha trabajado con sus estudiantes en el desarrollo de controladores e interfaces para el beneficio de personas en condición de discapacidad.

El sistema implementado por los ingenieros hace posible el movimiento de la silla de ruedas a través de una diadema EpocEmotiv –se consigue en el mercado– que decodifica los impulsos eléctricos del pensamiento, procesa y emite una orden en 1,5 segundos al aparato médico, que ejecuta cuatro acciones de movimiento: adelante, atrás, a la derecha y a la izquierda.

Mediante la interfaz gráfica de usuario (GUI) desarrollada, los ingenieros pudieron medir el efecto de respuesta del pensamiento al movimiento deseado. Para comandarla es necesario una preparación, pues el software se debe adaptar al pensamiento de la persona que va a utilizar la silla.

“Esto requiere un entrenamiento para que pueda evocar los pensamientos y así poder realizar los movimientos con éxito” explica el ingeniero Guzmán.

El proyecto, que exigió un año de trabajo, fue puesto a prueba en un grupo de diez voluntarios, con quienes se realizó el experimento 100 veces. Al final de las pruebas, la ejecución de las ordenes resultó efectiva en un 66 por ciento, lo cual representa un gran adelanto en la fase de evolución del prototipo, que espera tener una factibilidad del 95 por ciento, además de hacerlo portable.

“En Colombia se ha usado la diadema en algunas universidades, pero que hayan hecho un desarrollo como este en una silla de ruedas… sería la primera vez”, anotó el profesor Guzmán.

Las investigaciones realizadas por el grupo han permitido la evolución de algunos aparatos imprescindibles en la realización de actividades cotidianas para personas con limitaciones en las extremidades y pacientes con enfermedades degenerativas.

Este invento se suma a la serie de aparatos desarrollados por la UPB y la Facultad de Ingeniería Electrónica; en el 2013 ya habían adaptado una silla de ruedas con una interfaz de lectura de señales electromiográficas (EMG), producidas por un músculo durante el proceso de contracción y relajación, que posibilitó la autonomía de Jesús David Sequeda, un paciente con una enfermedad congénita que altera el crecimiento de las extremidades del cuerpo humano.

“Realmente espero que la silla pueda llegar lejos en el mejoramiento de la calidad de vida de personas con discapacidades, y así devolverles parte de su libertad como personas. Eso me daría mucha felicidad”, expresó el ingeniero Andrés Felipe Sarmiento.

By: eltiempo.com